Archivo

Posts Tagged ‘rajoy’

La consagración de la Demagogia

Pido perdon a mis pocos, pero fieles lectores, porque en el siguiente artículo no hablo sobre Marketing Turisitico como suelo hacer. Hablo sobre política, si no lo digo reviento.

El debate electoral se ha presentado como un exito de la democracia y de la libertad. Si consigue cambiar la intención de voto, independientemente del resultado, mi opinión es que no será un éxito, más bien un fracaso de la democracia.

El hecho de que haya gente capaz de decidir su voto a partir de los que se diga o no se diga en un debate entre candidatos me parece una verguenza. Cuanta más importancia se de al debate, cuanto más poder se le atribuya, peor es el nivel de nuestra educación.

Toto haciendo demagogia Aristoteles ya nos avisó, la democracia tiene un gran punto debil, una amenaza que la deteriora y la corrompe facilmente: la demagogia, la práctica política que persigue ganarse el favor popular apelando a emociones.

La política esta llena de dialectica, esto es un hecho y es necesario que sea asi, pero el valor que se atribuye al debate electoral es la prueba de que el sistema democratico esta corrompido por el poder de los medios. Un poder que aumenta cuanto mayor sea la ignorancia y la falta de conciencia política.

Que no se engañe nadie, no ha habido debate (el medio jamás lo permitirá) ha habido dos monólogos ricos en reproches, uno un con tintes progresistas (Zapatero) y otro algo demagógico (Rajoy), pero sobre todo, dos excelentes demostraciones de oratoria. Una lección de comunicación para nota donde incluso hemos podido ver juntos todos todos los tipos de demagogia: demonizaciones, estadisticas fuera de contexto, falacias, falsos dilemas, omisiones y tácticas de despiste. Impresionante!

En la medida en que hay dialectica, por supuesto se puede ganar o perder un debate, pero esto no tiene nada que ver las razones que se esgrimen, tiene que ver con la oratoria de los candidatos. En todo caso, este no es el dato que me preocupa. El dato importante es el cambio en intención de voto que este debate puede provocar (según la encuesta del Instituto Opina mientras escribo esto, alrededor del 11%).

El lenguaje electoral es perverso y se ceba con los más debiles, los que no tienen conciencia política ni sentido crítico, los que no han recibido la educación necesaria para decidir de acuerdo a las propias convicciones, los que no disponen de recursos para separar el mensaje de fondo de la oratoria que lo acompaña. Si se confirma que más del 10% de los que han seguido el debate cambian su intención de voto, yo no tengo claro que esto sea un triunfo de la democracia, gane quien gane.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.